El chocolate amargo es bueno para el corazón

Desde hace mucho tiempo, el chocolate ha sido relacionado con la disminución del riesgo de desarrollar alguna enfermedad que afecte al corazón. Recientemente, un estudio publicado en Heart, revela las capacidades nutricionales que tiene el chocolate amargo y cómo ayudan a mantener sana la salud.

Según detalla el estudio, los investigadores involucrados lograron encontrar un vínculo entre el consumo del chocolate amargo y una gran reducción del riesgo de padecer fibrilación atrial, que es una clase de arritmia que puede provocar ataques al corazón, insuficiencia cardíaca y otros graves problemas.

El estudio fue realizado en Dinamarca, y en él, participaron 55.502 personas entre hombres y mujeres con edades que van desde los 50 hasta los 64 años. Los investigadores se encargaron de monitorear la dieta y el estado de la salud de estas personas; además les pidieron que llenaran un largo cuestionario con 192 preguntas sobre su alimentación y así determinar la frecuencia con que comían chocolates. El seguimiento duró 14 años y los investigadores pudieron comprobar la aparición de 3346 casos de fibrilación atrial entre todos los sujetos del estudio.

Los investigadores tuvieron en cuenta factores como el tabaquismo, la calorías que consumían por día o el índice de masa corporal, para finalmente comprobar que las personas que consumían tres raciones de chocolate durante el mes, presentaban la disminución del 10% de sufrir la enfermedad; aquellos que ingerían una ración a la semana, aumentaban el porcentaje hasta el 17% y finalmente, aquellas personas que consumían dos o tres raciones a la semana, disminuían el riesgo hasta el 20%.

La primera autora del estudio y catedrática de la Universidad de Harverd, Elizabeth Mostofsky, expresó que el mejor chocolate para ingerir y evitar enfermedades del corazón, es el amargo, por sus altas concentraciones de cacao y la falta de azúcar o leche. Sin embargo, aconseja no comerlo en exceso, ya que no hay que ignorar los mandamientos de una dieta saludable.

Fuente: http://www.mundiario.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *